Domingo, 14 Abril 2024
0
Compartidos

El presidente de Comcipo falleció en la clandestinidad

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Juan Carlos Manuel Huallpa, falleció el sábado, en un punto no precisado del Departamento de Potosí, por circunstancias posiblemente vinculadas a su enfermedad de base, la diabetes.

Como se sabe, ese mal requiere vigilancia médica permanente a la que el dirigente se vio forzado a renunciar cuando dejó su casa y se ocultó, para evitar su detención por la persecución política desatada contra los dirigentes del organismo cívico.

Su fallecimiento fue comunicado, indirectamente, por un aviso necrológico en el que aparecen los nombres de sus parientes más cercanos, así que se presume que fue contratado por su familia.

Esto no pudo ser corroborado debido a que sus familiares están muy dolidos por considerar que, cuando comenzó la persecución, Potosí dejó solo al presidente de Comcipo y eso fue lo que lo condujo a la muerte.

El sábado por la mañana, Manuel habló telefónicamente con Ramiro Subia, el otro dirigente que permanece oculto para evitar su detención. Le confesó su desaliento por la difícil situación en la que se encuentran pero, pese a eso, le dijo que había que ver la manera de dirigir un mensaje tanto a los cívicos como a la ciudadanía, para que mantengan su lucha contra la justicia cooptada por el gobierno. Habló de unidad ante la adversidad, de la necesidad de unificar al Departamento de Potosí. Subia admitió que lo escuchó cansado y respirando dificultosamente. Su fallecimiento se produjo por la tarde.

En esa conversación, Manuel no habló de estar enfermo, por lo que se presume que su muerte fue repentina, probablemente asociada a su diabetes. Esta enfermedad está vinculada a la distribución de glucosa en el cuerpo y el estado de ánimo puede ser determinante para su control.

Además, quienes padecen este mal necesitan insulina y medicación permanente. Por los datos sueltos en torno a su fallecimiento, se sabe que Manuel estuvo en sus últimos días en una casa del área rural, probablemente con acceso limitado a los centros de salud.

La noche del jueves 9 de noviembre de 2021, el Ministerio de Gobierno desató un feroz operativo en Potosí, usando a dos millares de policías que llegaron desde todo el país, con excepción de Beni y Pando. Allanaron violentamente las casas del presidente de Comcipo, Juan Carlos Manuel, del vicepresidente, Nelson Gutiérrez, y del presidente del comité de movilizaciones, Ramiro Subia. Se reportó que los ocupantes de esos inmuebles fueron maltratados. Incluso, el hermano de Subia fue temporalmente detenido, porque se lo confundió con él. No hubo sanción para los excesos.

El expresidente de Comcipo y ex candidato a la vicepresidencia por la agrupación Creemos, Marco Pumari, fue arrestado en la calle, interceptado en su vehículo, sin una orden de aprehensión. De inmediato, se lo llevó a la cárcel de Uncía y se dictó una detención preventiva en su contra que luego fue ampliada. Ni siquiera comenzó formalmente el juicio, pero ya está detenido por más de un año. Temerosos de correr la misma suerte, Manuel, Gutiérrez y Subia se pusieron a buen recaudo. Posteriormente, se dictó detención domiciliaria con derecho al trabajo para Gutiérrez.

 

La presidenta en ejercicio de Comcipo, Roxana Graz, lamenté el fallecimiento de Manuel y dijo que se estaba gestionando ante la familia que se permita velarlo en el edificio de Comcipo, pero admitió que la situación es complicada debido al dolor de los parientes, que incluso sufrieron acoso por su condición de tales. Uno de sus hijos, que es policía de carrera, habría sido molestado por su parentesco. 

Además de dolor, en el entorno de Manuel existe miedo. Los dueños de la casa donde falleció temen que se ubique el inmueble y se los inculpe. Los trámites para conseguir nicho en el cementerio se dificultaron por el retraso en el certificado de defunción. Hubo poca ayuda y los pocos que la brindaron tienen miedo.

0
Compartidos
Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA