Domingo, 19 Mayo 2024
0
Compartidos

Evo Morales es excluido de la dirección del MAS y el nuevo líder llama a la “refundación”

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Evo Morales es el expresidente del instrumento MAS, hay un nuevo presidente que es mi persona”, indicó Grover García, quien fue electo como líder del partido y es representante de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb)

El expresidente de Bolivia Evo Morales (2006-2019) fue excluido de la nueva dirección nacional del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), la cual fue conformada este domingo en un congreso impulsado por los seguidores del Gobierno de Luis Arce en la ciudad de El Alto.

Evo Morales es el expresidente del instrumento MAS, hay un nuevo presidente que es mi persona”, indicó Grover García, quien fue electo como líder del partido y es representante de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), organización afín al actual Gobierno boliviano.

La nueva directiva del MAS llamó a la “refundación” del partido para que no quede en manos de “una sola persona”.

El viernes el presidente de Bolivia, Luis Arce, había pedido que se refunde el Movimiento al Socialismo (MAS) para que no quede en “manos de una persona”, sin referirse a Morales, con quien mantiene una pugna desde 2021. Arce hizo este llamado al inaugurar el congreso del MAS, que convocaron los sectores afines al mandatario, en la ciudad de El Alto, evento que causó un nuevo roce con los ‘evistas’, el bloque del expresidente.

El bloque del MAS afín a Morales hará su propio congreso paralelo el 10 de julio en Villa Tunari, en el Trópico de Cochabamba, bastión político del expresidente, al considerar el cónclave impulsado por el Gobierno como “ilegal”.

Reunidos durante tres días en el Alto La Paz, el Movimiento Al Socialismo (MAS) ha elegido este domingo a Gróver García, director de la Institución Pública Desconcentrada de Pesca y Acuicultura y dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia, como jefe nacional del partido de la revolución indígena.

La sucesión de Evo es uno de los efectos colaterales más importantes de la guerra fratricida que se vive en el seno del partido gubernamental. Morales detentó el poder interno desde 1997. Y lo hizo con mano de hierro.

Los más entusiastas entre el sector oficialista elevaron a hombros a Gróver, antiguo alcalde de un pueblo de Cochabamba, al grito de "¡Sí se pudo!" en un evidente desafío al hasta ahora todopoderoso Morales.

"Hoy más que nunca unidos tenemos que construir con firmeza una patria nueva para todos, no para algunos. Hermanos, hoy tiene que terminar la dedocracia, la imposición, el prebendalismo... La lucha continúa buscando el bien común para todos, no sólo para algunos", disparó Gróver García directamente contra su antecesor.

0
Compartidos
Implementado por Marcelo Colpari – BOLIVIA PRENSA